CRIADEROS CLARO DE LUNA, EL VATICANO Y TANUMÉ
    VAN A REMATE EN SAN FERNANDO

 

 

.

.

.

.

.


La subasta se realizará este viernes desde las 14:30 horas en la sede del Clasificatorio.


Un atractivo remate se realizará en el marco del Clasificatorio de la Zona Centro en San Fernando este viernes cuando ejemplares de los criaderos Claro de Luna, de don José Elías Rishmawi; El Vaticano, de Alejandro Cuevas; y Tanumé, de Hugo Solís salgan a martillo.

La cita, a cargo de Alberto Ponce y Cía. Ltda. será en el mismo recinto donde se realizará el selectivo desde las 14:00 del día 2 de marzo y asoma muy interesante para quienes buscan caballos corriendo, a punto de correr o sangres para la reproducción.

Así lo explicó José Elías Rishmawi, dueño del Criadero Claro de Luna, quien lleva cuatro ejemplares, todos descendientes del destacado potro Plebiscito.

"Son cuatro productos, dos yeguas de cría que van preñadas del potro Dirigente, que es el potro donde tenemos muchas esperanzas y el cual será el reproductor que va a reemplazar al Plebiscito y que ya tiene alguCuevas, cuyos productos ya están llegando a los Clasificatorios, y de Hugo Solís, quien lleva ya muchos en la crianza con muy lindos caballos", completó.

Justamente Cuevas comentó los ejemplares que lleva El Vaticano: "Llevamos productos de variada índole puesto que tenemos productos corriendo en la alta competencia, otros listos para salir a correr, algunos para trabajo, algunos potrillos que son hijos del Tanino, que es un caballo que se ganó su serie en Lautaro. Hay una hija del Plebiscito… Creo que va bastante calidad genética y funciona

nos hijos que están corriendo", contó el criador.
"Llevamos un potrillo que es hijo del Estruendo, y una potranca que es hija del Cuenta Cuento. Son hijas de unas yeguas que compramos", añadió Rishmawi.

"El resto son ejemplares de Alejandro l", dijo.

"Hay varios que se están galopando, otros mansos de cabestro, así es que son 18 productos muy recomendables", añadió.

Cuevas explicó que en el catálogo impreso hay una yegua (la Qué Te Dije) que no va. "Tiene 20 años, y estaba preñada, pero después de una segunda ecografía, nos dimos cuenta que no, y la decidí sacarla, y su reemplazo pusimos dos caballos hijos del Cantaserio", comentó.