LA PRINCESA ANA DISFRUTÓ DE NUESTRAS TRADICIONES A TRAVÉS DE LA ESCUADRA PALMAS DE PEÑAFLOR

.

 

.

.

.


La integrante de la monarquía británica y ex presidenta de la FEI presenció el espectáculo ecuestre en Lonquén.


La princesa Ana, del Reino Unido, hija de la reina Isabel II y del príncipe Felipe, está de visita en nuestro país participando en las actividades que conmemoran el Bicentenario de la Armada. Actividad que también coincide con los 200 años de la llegada de Lord Cochrane, uno de los fundadores de la marina nacional.

En medio de una intensa agenda de reuniones y actos, la princesa Ana pudo disfrutar en Lonquén de una especial presentación de la Escuadra Ecuestre Palmas de Peñaflor, lo que fue destacado por su creador, Alfredo Moreno Charme. 

"Es una persona que ha estado inmersa en el mundo de los caballos toda su vida y fue un orgullo poder mostrarle nuestros caballos y, través de la Escuadra, lo que es Chile, su música, su danza, sus tradiciones y su diversidad cultural", dijo el actual ministro de Desarrollo Social del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. 

 

El director de la escuadra, Alfredo Moreno Echeverría, detalló que "estamos muy orgullosos de mostrar la cultura y la tradición chilena, la doma huasa y nuestro caballo a tan importante personalidad mundial como es la princesa Ana".

"Ella no sólo es parte importante de la monarquía británica, sino que además es una gran personalidad en el mundo ecuestre: Fue jinete olímpico por Inglaterra, fue medallista y al mismo tiempo llegó a ser presidenta de la Federación Ecuestre Internacional. A través de su vida personal y profesional ha visto a los más diversos e importantes temas ecuestres y si dentro de eso le gusta apreciar a nuestro caballo, sus destrezas, y también disfruta de nuestro espectáculo y conoce más de nuestro país es un gran orgullo", recalcó.

La princesa compitió en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976 junto al equipo británico. Fue presidenta de la Federación Ecuestre Internacional (FEI) entre 1986 y 1994.

La integrante de la realeza británica se encuentra acompañada en Chile de su esposo, el vicealmirante Timothy Laurence, y llegó a Santiago junto a descendientes de la familia Cochrane.